HOME
Home
Menú Articles
Opinió
Editorial  

Depresiones navideñas
Christian Mestres, l'Altraveu


Estudios médicos señalan que la Navidad es la época del año en que se registra un mayor número de depresiones. Año tras año, la melancolía y la tristeza aterrizan en nuestras ciudades por esas fechas. Nadie parece saber a ciencia cierta que es lo que ocurre, pero no deja de ser cierto que a todos –en mayor o menor grado- nos invade un halo de tristeza. No es que andemos llorando por las calles de nuestra ciudad, pero los rostros que vemos no son precisamente de euforia. Existe una teoría, que la llamaremos ‘Teoría de Altraveu’ que dice que la tristeza de la Navidad arranca en enero. Apunta esta teoría que enero es el mes de las grandes promesas y los grandes deseos. A nivel individual, la gente se propone dejar de fumar, leer cada día, visitar cada semana a la abuela, etc. A nivel institucional también se producen promesas: conseguir el pleno empleo, alcanzar un acuerdo de paz, acercarse hacia un modelo de ciudad más participativo... Todo son buenas intenciones en enero. ¿Y qué ocurre? Pues que llega diciembre y todo aquello que nos habíamos propuesto se quedó en el olvido. Es entonces cuando nos invade la tristeza. Pero lo curioso es que sólo nos dura unos días. Al sonar las doce campanadas que dan la bienvenida al año nuevo, se vuelve a iniciar el ciclo. Y así van pasando los años.

 

 

Amunt

L'Altraveu no comparteix necessàriament les opinions expresades en els articles publicats